Superalimentos para la diabetes tipo 2: ¿Cuáles son?

Tiempo de lectura: 5 minutos

La alimentación es uno de los puntos más importantes para retrasar, prevenir y controlar la diabetes tipo 2.

Como ya hemos visto, llevar una alimentación equilibrada y ser conscientes de aquello que consumimos es indispensable para tener una mejor calidad de vida. Así como hay alimentos que preferentemente debemos evitar, también existen superalimentos para la diabetes tipo 2 que recomendamos incluir en la dieta cotidiana.

Hoy te invitamos a “Poner Play” y conocer todo sobre los superalimentos que son beneficiosos para las personas que conviven con esta enfermedad crónica.

¿Qué son los superalimentos?

Los superalimentos (en inglés superfood) son alimentos que proporcionan múltiples beneficios a la salud humana como resultado de una alta densidad nutricional. Esta densidad nutricional identifica la cantidad de nutrientes beneficiosos en proporción, por ejemplo, al valor energético, peso o cantidad de nutrientes perjudiciales.

Alrededor del mundo existen distintos superalimentos, sin embargo, generalmente se trata de frutas, vegetales, semillas y granos. Habitualmente, estos alimentos se presentan crudos, proceden de la agricultura ecológica, y a diferencia de los llamados “alimentos funcionales” no se les añaden nutrientes ni aditivos.

Los superalimentos (en inglés superfood) son alimentos que proporcionan múltiples beneficios a la salud humana como resultado de una alta densidad nutricional. Esta densidad nutricional identifica la cantidad de nutrientes beneficiosos en proporción, por ejemplo, al valor energético, peso o cantidad de nutrientes perjudiciales. Alrededor del mundo existen distintos superalimentos, sin embargo, generalmente se trata de frutas, vegetales, semillas y granos. Habitualmente, estos alimentos se presentan crudos, proceden de la agricultura ecológica, y a diferencia de los llamados “alimentos funcionales” no se les añaden nutrientes ni aditivos.
Los superalimentos (en inglés superfood) son alimentos que proporcionan múltiples beneficios a la salud humana como resultado de una alta densidad nutricional. Esta densidad nutricional identifica la cantidad de nutrientes beneficiosos en proporción, por ejemplo, al valor energético, peso o cantidad de nutrientes perjudiciales. Alrededor del mundo existen distintos superalimentos, sin embargo, generalmente se trata de frutas, vegetales, semillas y granos. Habitualmente, estos alimentos se presentan crudos, proceden de la agricultura ecológica, y a diferencia de los llamados “alimentos funcionales” no se les añaden nutrientes ni aditivos.
Los superalimentos (en inglés superfood) son alimentos que proporcionan múltiples beneficios a la salud humana como resultado de una alta densidad nutricional. Esta densidad nutricional identifica la cantidad de nutrientes beneficiosos en proporción, por ejemplo, al valor energético, peso o cantidad de nutrientes perjudiciales. Alrededor del mundo existen distintos superalimentos, sin embargo, generalmente se trata de frutas, vegetales, semillas y granos. Habitualmente, estos alimentos se presentan crudos, proceden de la agricultura ecológica, y a diferencia de los llamados “alimentos funcionales” no se les añaden nutrientes ni aditivos.

¿Qué características tienen los superalimentos para la diabetes tipo 2?

En líneas generales, estos superalimentos para la diabetes tipo 2 se caracterizan por tener un bajo índice glucémico (IG).

El IG sirve para medir la velocidad con la que un alimento puede elevar la glucemia o el nivel de azúcar en sangre.

Conocer esta medida nos ayuda a evitar las hiperglucemias después de las comidas sustituyendo alimentos de alto IG por otros de índice moderado o bajo.

Asimismo, estos superalimentos para la diabetes tipo 2 aportan nutrientes claves para todo plan de alimentación saludable. Usualmente, se trata de alimentos ricos en calcio, potasio, fibra, magnesio y vitaminas antioxidantes A, C y E.

¿Cuáles son los superalimentos para la diabetes tipo 2?

Tomate

Es uno de los alimentos más consumidos del mundo. Fresco, en salsa, en jugo o licuado aporta nutrientes vitales como hierro y vitaminas C y E.

Su consumo suele ser libre en cualquier plan alimentario, ya que aporta escasas calorías (una manzana tiene las mismas calorías que medio kilo de tomates). Por lo tanto, es un alimento indispensable en la dieta de las personas con sobrepeso.
Además, por ser fuente de vitamina C favorece la absorción del hierro de origen vegetal; así, también un gran aliado de la alimentación vegetariana.

Legumbres

Simplemente no existe alimento más nutritivo que los porotos, garbanzos, lentejas y arvejas; estos son los auténticos superalimentos. Media taza brinda aproximadamente 1/3 del requisito diario de fibra y la misma cantidad de proteína que 28 gramos de carne, sin la grasa saturada.

Además, son fuente de hidratos de carbono de bajo índice glucémico (ideal para diabetes tipo 2) y aportan otros nutrientes como magnesio y potasio.

En primavera y verano enriquecen las ensaladas, mientras que en otoño e invierno son protagonistas de guisos y cazuelas. Para ahorrar tiempo en su cocción es posible consumirlas enlatadas, siempre y cuando se las escurra y enjuague para eliminar el exceso de sodio.

Vegetales de hojas verde oscuro

La acelga, la espinaca, el berro, la kale y la rúcula son superalimentos para la diabetes tipo 2.

Prácticamente no tienen calorías ni hidratos de carbono, son fuente de fibra y de vitamina A. Se pueden consumir libremente en un plan de alimentación saludable y también en una dieta para adelgazar.

Cítricos

La naranja, la mandarina, el pomelo, el limón y la lima son fuente de fibra, fitoquímicos antioxidantes y vitamina C. Por lo tanto, también son considerados superalimentos para la diabetes tipo 2.

Batata

Este tubérculo aporta a la alimentación un alto contenido de fibra y vitamina A. Por ser de menor índice glucémico que la papa (58 vs. 85), es una muy buena sustituta para las personas con diabetes tipo 2.

Los superalimentos (en inglés superfood) son alimentos que proporcionan múltiples beneficios a la salud humana como resultado de una alta densidad nutricional. Esta densidad nutricional identifica la cantidad de nutrientes beneficiosos en proporción, por ejemplo, al valor energético, peso o cantidad de nutrientes perjudiciales. Alrededor del mundo existen distintos superalimentos, sin embargo, generalmente se trata de frutas, vegetales, semillas y granos. Habitualmente, estos alimentos se presentan crudos, proceden de la agricultura ecológica, y a diferencia de los llamados “alimentos funcionales” no se les añaden nutrientes ni aditivos.

Pescados ricos en ácidos grasos omega 3

El salmón, las sardinas, la caballa, el jurel y el atún. Los ácidos grasos que contienen se caracterizan por sus acciones antiinflamatorias, la disminución del colesterol y los triglicéridos y la reducción de la presión sanguínea.

Por lo tanto, siempre que no sea fritos o apanados son superalimentos para personas con diabetes tipo 2, hipertensión y artritis.

Frutos rojos

Los arándanos, las frutillas, las cerezas, las ciruelas, las moras y las frambuesas son fuente de vitaminas, fibra y polifenoles (antioxidantes que retrasan el envejecimiento del organismo).

Además, su índice glucémico es muy bajo, lo que los hace saludables para personas con diabetes tipo 2.
Sin dudas, estos frutos son una gran opción para comer frescos, hacer dulces sin azúcar o mezclar con yogur descremado.

Granos enteros

Son la avena tradicional, la harina de centeno integral, la cebada perlada, el arroz integral y el maíz.

Estos alimentos aportan hidratos de carbono con todos los nutrientes del grano: magnesio, potasio, vitaminas y un alto contenido de fibra.
Está científicamente comprobado que el consumo de estos superalimentos disminuye la incidencia de la diabetes tipo 2.

Los granos enteros se encuentran en alimentos como los panes multicereal y con semillas, y las galletas con alto contenido de avena.

Frutos secos

Las almendras, nueces, castañas y maníes poseen un alto contenido graso de buena calidad, proteínas, minerales (calcio, potasio y magnesio) y vitamina B.

Si bien son superalimentos para la diabetes tipo 2, las personas con sobrepeso deben su ingesta ya que también son alimentos hipercalóricos.

Leche y yogur descremado

Los productos lácteos son famosos por su contenido de calcio beneficioso para la salud ósea y dental.

Además, la leche y el yogur descremado son superalimentos porque también aportan proteínas de excelente calidad y son de bajo índice glucémico.

Los superalimentos (en inglés superfood) son alimentos que proporcionan múltiples beneficios a la salud humana como resultado de una alta densidad nutricional. Esta densidad nutricional identifica la cantidad de nutrientes beneficiosos en proporción, por ejemplo, al valor energético, peso o cantidad de nutrientes perjudiciales. Alrededor del mundo existen distintos superalimentos, sin embargo, generalmente se trata de frutas, vegetales, semillas y granos. Habitualmente, estos alimentos se presentan crudos, proceden de la agricultura ecológica, y a diferencia de los llamados “alimentos funcionales” no se les añaden nutrientes ni aditivos.

#HoyPonéPlay a incorporar estos superalimentos para la diabetes tipo 2 a tu alimentación cotidiana. Tu cuerpo, tu salud y tu calidad de vida te lo van a agradecer.

Ante cualquier duda, consultá a un profesional de la salud.

Este es un buen día para lograrlo: #HoyPonéPlay.

Ante cualquier duda consulte a un profesional de la salud.

Compartí este articulo

Share on facebook
Compartí en Facebook
Share on twitter
Compartí en Twitter
Share on linkedin
Compartí en Linkedin
Share on whatsapp
Compartí en WhatsApp
Share on telegram
Compartí por Telegram
Share on email
Compartí por Mail