Hipoglucemia y diabetes tipo 2: ¿por qué es importante controlarla?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Hipoglucemia y diabetes tipo 2 son dos conceptos inseparables con los que toda persona que convive con esta enfermedad crónica debería estar familiarizado. 

Usualmente, la diabetes tipo 2 está asociada a elevados niveles de azúcar en sangre, ya que el cuerpo no puede producir suficiente insulina o utilizarla de forma eficaz. Y como bien sabemos, la insulina es la hormona que controla la glucosa en sangre

Sin embargo, las personas con diabetes tipo 2 no solo deben prestar atención a la hiperglucemia, sino también a la condición inversa: la hipoglucemia. Por eso, “Pongamos Play” para hablar de un tema que importa.

¿Qué es la hipoglucemia?

La hipoglucemia es una condición que se caracteriza por niveles anormalmente bajos de glucosa en sangre, generalmente menores a los 70 miligramos por decilitro (mg/dl). Sin embargo, siempre es importante consultar con nuestro médico para determinar cuáles son nuestros propios niveles normales y bajos de azúcar en sangre.

¿Cuáles son sus causas?

Generalmente, la hipoglucemia en personas con diabetes tipo 2 suele ser consecuencia de una reacción a fármacos hipoglucemiantes como la insulina o sulfonilureas, en combinación con una alimentación insuficiente en carbohidratos, comidas muy espaciadas o excesivo ejercicio para la dosis de insulina o sulfodrogas administrada.

Los síntomas de hipoglucemia son el mejor signo para reconocer que los niveles de glucosa en sangre disminuyeron de forma anormal. Es importante consultar con el médico ya que no todas las personas viven la hipoglucemia de igual manera.

Hipoglucemia y diabetes tipo 2 son dos conceptos inseparables con los que toda persona que convive con esta enfermedad crónica debería estar familiarizado.

¿Cuáles son los síntomas de la hipoglucemia?

Es fundamental que cada persona con diabetes tipo 2 reconozca los síntomas que manifiesta su cuerpo cuando sus niveles de azúcar en sangre están bajos. En líneas generales, los síntomas más comunes de la hipoglucemia se dividen en dos grupos.

Por un lado, están los originados en el cerebro como consecuencia de la falta de azúcar (neuroglucopénicos). Por el otro, los que se derivan de los intentos del cuerpo por mantener los niveles de glucosa normales (adrenérgicos).

Los primeros en manifestarse son los síntomas adrenérgicos, ya que son consecuencia de la secreción de hormonas contrarreguladoras de la glucosa. Estas hormonas se oponen a la acción de la insulina y se secretan para poder contrarrestar la hipoglucemia en personas con diabetes tipo 2. Luego se producirán los síntomas causados por el déficit de glucosa en el cerebro (síntomas neuroglucopénicos).

¿Cuáles son los síntomas adrenérgicos?

  • Palidez
  • Sudor frío
  • Irritabilidad o impaciencia
  • Hambre
  • Temblores
  • Náuseas
  • Palpitaciones, latidos cardíacos rápidos
  • Ansiedad y nerviosismo

¿Cuáles son los síntomas adrenérgicos?

  • Falta de concentración y coordinación
  • Confusión, incluyendo el delirio
  • Mareo, vértigo y debilidad
  • Dolor de cabeza 
  • Debilidad o fatiga
  • Somnolencia
  • Visión doble o borrosa
  • Sensación de calor o de frío, sudoración y escalofríos
  • Alteración de la conducta
  • Alteración de la memoria a largo plazo 
  • Hormigueo o entumecimiento de los labios o la lengua
  • Lapsus de conciencia
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

¿Qué es la hipoglucemia nocturna?

Es un fenómeno mucho más frecuente de lo que muchos creen: se llama hipoglucemia nocturna a aquellas hipoglucemias que se producen mientras dormimos. Dependiendo de la fase del sueño en la cual se produzcan, la persona se despertará o no, por eso es recomendable hacer habitualmente controles glucémicos nocturnos.

Es un fenómeno mucho más frecuente de lo que muchos creen: se llama hipoglucemia nocturna a aquellas hipoglucemias que se producen mientras dormimos.

Dependiendo de la fase del sueño en la cual se produzcan, la persona se despertará o no, por eso es recomendable hacer habitualmente controles glucémicos nocturnos.

Sus síntomas más comunes son:

  • Pesadillas
  • Sudoración (despertarse con las sábanas húmedas)
  • Despertar con dolor de cabeza 
  • Caminar sonámbulo
  • Sentir excesivo cansancio al levantarse
  • Despertarse con un aumento de la frecuencia cardiaca

Tipos de hipoglucemia

La hipoglucemia en personas con diabetes tipo 2 es de distintos tipos de acuerdo con la gravedad del cuadro y los síntomas experimentados.

Hipoglucemia leve y moderada

En estas fases los síntomas son leves a moderados y al reconocerlos se puede remontar la glucemia fácilmente ingiriendo algún alimento que contenga carbohidratos por ejemplo, una bebida con azúcar o tres galletitas dulces.

Hipoglucemia inadvertida

En esta fase se producen síntomas neuroglucopénicos (originados por el cerebro) sin síntomas adrenérgicos de advertencia. Si una persona con diabetes tipo 2 experimenta muchas hipoglucemias las hormonas contrarreguladoras de la glucosa se secretarán a niveles cada vez más bajos de glucemia. Por lo tanto, se tendrán síntomas de déficit de glucosa en el cerebro sin haber notado otros síntomas de advertencia.

Hipoglucemia grave

Los síntomas son tan severos (convulsiones, pérdida de conciencia) que imposibilitan a la persona de reaccionar. En estos casos, se requiere de otra persona para ayudar a remontar la hipoglucemia administrando glucosa oral o glucagón.

Hipoglucemia retrasada

Se llama así a aquellas hipoglucemias que se producen entre 4 y 24 horas después de haber hecho actividad física.

Esto sucede porque durante el ejercicio el cuerpo ha utilizado la reserva de glucógeno del hígado. Esta reserva tiende a “rellenarse” después del ejercicio, lo que podría causar una hipoglucemia retrasada.

¿Cómo prevenir la hipoglucemia?

La mejor forma de prevenir la hipoglucemia es llevar una vida saludable y una alimentación equilibrada que nos permita controlar la diabetes tipo 2.

Asimismo, es indispensable hablar con nuestro médico para aprender a reconocer los síntomas de hipoglucemia que nuestro cuerpo experimenta y tratarla a tiempo.

Esperamos que esta información los aliente a conversar con su médico sobre sus niveles de azúcar en sangre y la hipoglucemia. Así, podremos “Poner Play” a la prevención para evitar que estos episodios se agraven.

Hablemos de lo que importa con los profesionales de la salud, #HoyPonéPlay.

Ante cualquier duda, consultá a un profesional de la salud.

Este es un buen día para lograrlo: #HoyPonéPlay.

Ante cualquier duda consulte a un profesional de la salud.

Compartí este articulo

Share on facebook
Compartí en Facebook
Share on twitter
Compartí en Twitter
Share on linkedin
Compartí en Linkedin
Share on whatsapp
Compartí en WhatsApp
Share on telegram
Compartí por Telegram
Share on email
Compartí por Mail