Hidratos de carbono y diabetes tipo 2: ¿qué sí y qué no?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Al igual que otras enfermedades crónicas, la diabetes tipo 2 nos impulsa a cambiar nuestros hábitos y prácticas para tener una mejor calidad de vida. 

Como bien sabemos, una alimentación saludable es indispensable para retrasar, prevenir y controlar esta enfermedad. Por eso, al momento de planificar una dieta equilibrada es imposible dejar de lado la relación entre hidratos de carbono y diabetes tipo 2.

Hidratos de carbono y diabetes tipo 2: ¿qué sí y qué no?
Hidratos de carbono y diabetes tipo 2: ¿qué sí y qué no?

¿Qué son los hidratos de carbono?

Las vitaminas, las proteínas, las grasas, los minerales y los hidratos de carbono son principios nutritivos indispensables para la salud. La principal función de los carbohidratos es proporcionar energía inmediata a los seres vivos para el trabajo muscular y para las distintas actividades del cuerpo. 

Sin embargo la relación entre hidratos de carbono y diabetes tipo 2 es más conflictiva y merece ser comprendida por quienes conviven con esta enfermedad. Conocer qué carbohidratos son convenientes para el consumo es una información muy valiosa para llevar una alimentación equilibrada.  Por eso, hoy “Pongamos Play” a este tema tan importante.

¿Cómo se relacionan los hidratos de carbono y la diabetes tipo 2?

Los hidratos de carbono que se encuentran en alimentos como el pan, las frutas y las golosinas elevan el nivel de azúcar en la sangre.Entonces, si la diabetes tipo 2 se desarrolla cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina – la hormona que controla la cantidad de glucosa en sangre – esta relación siempre será conflictiva.

En resumidas cuentas, los carbohidratos presentes en la comida son los principales responsables de la glucemia. Por lo tanto, “Poner Play” a una alimentación controlada y saludable es tan importante como realizar actividad física para controlar la diabetes tipo 2.

Hidratos de carbono y diabetes tipo 2: ¿qué sí y qué no?

¿En qué alimentos hay hidratos de carbono?

Los alimentos que contienen cantidades considerables de hidratos de carbono incluyen a los azúcares y almidones.

  • Cereales (avena, cebada y centeno), arroz, maíz y derivados (pochoclos, polenta)
  • Trigo y derivados (pan, galletitas, pastas, pizza, empanadas, facturas, tortas)
  • Frutas y jugos naturales
  • Dulces, mermeladas y miel
  • Verduras feculentas (papa, batata, choclo, calabaza, zanahoria)
  • Legumbres (arvejas, lentejas, porotos, garbanzo)
  • Leche y yogur
  • Gaseosas y bebidas alcohólicas

¿Con diabetes tipo 2 no debo consumir hidratos de carbono?

La relación entre hidratos de carbono y diabetes tipo 2 es compleja y merece ser analizada antes de pensar en un plan de alimentación saludable. Sin embargo, hay que tener en cuenta que vivir con esta enfermedad crónica de ninguna manera implica eliminar completamente los carbohidratos de la dieta.

Una alimentación sin hidratos de carbono estaría excedida en grasas –más calorías y más colesterol – y proteínas – sobrecargan la función de nuestros riñones –. Por eso, en toda alimentación equilibrada los hidratos de carbono deben aportar más de la mitad de las calorías diarias ¿Por qué? No solo por la fuente de energía que proporcionan, sino también porque permiten que las proteínas estimulen las fibras y alimenten los músculos.

Hidratos de carbono y diabetes tipo 2: ¿cuáles sí y cuáles no?

Los alimentos con azúcar o almidón son muy distintos entre sí, por eso, lo importante es saber cuáles consumir y evitar con diabetes tipo 2.

¿Cuáles sí?

El arroz y los derivados del trigo y del maíz como el pan, las pastas y la polenta deben ser incluidos en la dieta siempre y cuando sean porciones reducidas para que los picos de glucemia después de las comidas sean moderados.

¿Cuáles no?

Los alimentos más nocivos para las personas con diabetes tipo 2 son los líquidos con azúcar (gaseosas, aguas saborizadas, jugos artificiales y bebidas alcohólicas, entre otros), golosinas y dulces.

¿Cuáles son los mejores hidratos de carbono para la diabetes tipo 2?

Para una alimentación saludable, los mejores carbohidratos para personas con diabetes tipo 2 son aquellos de bajo índice glucémico.

Ellos son: cereales (avena, cebada, centeno), legumbres, frutos secos (maní, almendras, nueces) y granos enteros (trigo burgol o sarraceno, mijo, sorgo, quinoa, amaranto y semillas de todo tipo).

Estos alimentos tienen en común ser muy ricos en fibra, minerales, vitaminas, grasas de buena calidad y antioxidantes. Pero además, aumentan el tiempo de digestión de la comida, permitiendo que la glucosa llegue lentamente a la sangre y el pico glucémico disminuya.

¿Cómo evitar los picos de glucemia luego de consumir carbohidratos?

Para las personas con diabetes tipo 2, la estrategia para evitar los picos de glucemia al ingerir carbohidratos consiste en hacer ajustes en la alimentación. Los más importantes son:

  • Beber líquidos sin azúcar.
  • Fraccionar los alimentos a lo largo del día en las cuatro comidas básicas y pequeñas colaciones.
  • Intentar incluir en todas las comidas alimentos ricos en fibra como verduras crudas y cocidas, legumbres, avena y cebada. Estos aumentan la saciedad, permiten disminuir la porción de otras fuentes de carbohidratos (harina de trigo, pastas, papa, arroz) y ralentizan la digestión. 

Con diabetes tipo 2, ¿el azúcar está prohibida?

Para llevar una alimentación equilibrada con diabetes tipo 2 hay que moderar el consumo de harinas y azúcar, lo que no significa que estén prohibidas. Sin embargo, es fundamental que los líquidos no tengan azúcar para que sean de consumo libre. 

Una galletita dulce con azúcar (no light) aumenta la glucemia de igual forma que una galletita de agua de igual peso en gramos. Del mismo modo, dos galletitas dulces no derivarán en un pico glucémico, mientras que medio paquete de galletitas de agua sí lo harán. 

Por lo tanto, en la diabetes tipo 2 no existen alimentos prohibidos, pero sí alimentos evitables y de consumo moderado.

Esperamos que esta información sea útil para derribar mitos en torno a los hidratos de carbono. Así, podremos “Poner Play” al consumo moderado de aquellos que son saludables para nuestra alimentación y evitar otros más dañinos.

Nunca es tarde para incorporar hábitos saludables, #HoyPonéPlay. 

Ante cualquier duda, consultá a un profesional de la salud.

Este es un buen día para lograrlo: #HoyPonéPlay.

Ante cualquier duda consulte a un profesional de la salud.

Compartí este articulo

Share on facebook
Compartí en Facebook
Share on twitter
Compartí en Twitter
Share on linkedin
Compartí en Linkedin
Share on whatsapp
Compartí en WhatsApp
Share on telegram
Compartí por Telegram
Share on email
Compartí por Mail