Diabetes tipo 2, enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular

Tiempo de lectura: 4 minutos

La diabetes tipo 2, las enfermedades del corazón y el accidente cerebrovascular (ACV) o derrame cerebral son tres conceptos íntimamente relacionados entre sí. ¿Por qué? Principalmente por dos motivos.

En primer lugar, las personas con diabetes tipo 2 tienen más probabilidades de desarrollar una afección cardíaca o un accidente cerebrovascular. En segundo lugar, estas personas también son más propensas a tener otros factores de riesgo, como presión arterial alta o colesterol elevado.

Sin embargo, siempre hay que tener en mente que nosotros tenemos la posibilidad de reducir esos riesgos teniendo el control sobre nuestra enfermedad crónica. Viviendo con diabetes tipo 2 también podemos prevenir las enfermedades del corazón y el ACV. Para ello, debemos controlar el nivel de glucosa en sangre, la presión arterial y el colesterol llevando un estilo de vida saludable. 

Por eso, además de hablar con tu médico sobre este tema, te invitamos a “Poner Play” a incorporar buenos hábitos y prácticas para mejorar tu calidad de vida.

¿Cuáles son los factores de riesgo para enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular para los personas con diabetes tipo 2?

Con el tiempo, el nivel alto de glucosa en la sangre que resulta de la diabetes tipo 2 puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios que controlan el corazón. Cuanto más tiempo se viva con diabetes tipo 2, mayor será la probabilidad de tener una enfermedad del corazón o un ACV. En consecuencia, lo importante siempre es tomar conciencia y prevenir estas enfermedades.

La diabetes tipo 2, las enfermedades del corazón y el accidente cerebrovascular (ACV) o derrame cerebral son tres conceptos íntimamente relacionados entre sí. ¿Por qué? Principalmente por dos motivos. En primer lugar, las personas con diabetes tipo 2 tienen más probabilidades de desarrollar una afección cardíaca o un accidente cerebrovascular. En segundo lugar, estas personas también son más propensas a tener otros factores de riesgo, como presión arterial alta o colesterol elevado.

Algunos otros factores de riesgo para las personas con diabetes tipo 2 son:

  • Fumar: el tabaquismo aumenta el riesgo de tener enfermedades del corazón, ya que el tabaco y la diabetes tipo 2 disminuyen el tamaño de los vasos sanguíneos. Además, fumar también aumenta las probabilidades de tener otros problemas a largo plazo como la enfermedad pulmonar. El consumo de tabaco también puede dañar los vasos sanguíneos de las piernas y aumentar el riesgo de infecciones, úlceras y amputaciones.
  • Presión arterial alta: el corazón de las personas con presión arterial alta debe esforzarse más para bombear la sangre. Por lo tanto, la presión alta puede afectar el corazón, dañar los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de tener un derrame cerebral.
  • Niveles anormales de colesterol: el colesterol es un tipo de grasa en la sangre que se produce por el hígado. Hay dos tipos de colesterol en la sangre: el LDL y el HDL. El colesterol LDL, también llamado colesterol “malo”, puede acumularse y tapar los vasos sanguíneos. Los niveles altos del colesterol LDL aumentan el riesgo de tener alguna enfermedad del corazón. Los triglicéridos, otro tipo de grasa en la sangre, también pueden aumentar el riesgo si los niveles son más altos de lo adecuado.
  • La obesidad y la grasa abdominal: el sobrepeso y la obesidad pueden afectar la capacidad para controlar la diabetes tipo 2. Además, aumentan el riesgo de tener otros problemas de salud, como las enfermedades del corazón y la presión arterial alta. En consecuencia, un plan de alimentación saludable puede reducir considerablemente el peso y los niveles de glucosa en sangre.
  • Antecedentes familiares de enfermedades del corazón: si uno o más familiares tuvieron un ataque al corazón antes de los 50 años también aumentan las probabilidades de desarrollar enfermedades del corazón. Por eso, con antecedentes y diabetes tipo 2 es importante tomar medidas al respecto en cuanto a la prevención de enfermedades cardíacas y cerebrales.

¿Cómo reducir el riesgo de tener enfermedades del corazón o un accidente cerebrovascular en las personas con diabetes tipo 2?

El control de la diabetes tipo 2 ayuda a cuidar el corazón y los vasos sanguíneos y reducir las probabilidades de tener un derrame cerebral o ACV.

Algunos factores a controlar y buenos hábitos a incorporar son:

  • Controlar el nivel de glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol.
  • Dejar de fumar
  • Mantener un peso saludable e incorporar una alimentación equilibrada
  • Hacer actividad física a diario. 
  • Dormir bien. 
  • Aprender a controlar el estrés a través de prácticas saludables.

Conversar con tu médico sobre tus inquietudes en torno a las enfermedades del corazón y los accidentes cerebrovasculares.

Los superalimentos (en inglés superfood) son alimentos que proporcionan múltiples beneficios a la salud humana como resultado de una alta densidad nutricional. Esta densidad nutricional identifica la cantidad de nutrientes beneficiosos en proporción, por ejemplo, al valor energético, peso o cantidad de nutrientes perjudiciales. Alrededor del mundo existen distintos superalimentos, sin embargo, generalmente se trata de frutas, vegetales, semillas y granos. Habitualmente, estos alimentos se presentan crudos, proceden de la agricultura ecológica, y a diferencia de los llamados “alimentos funcionales” no se les añaden nutrientes ni aditivos.
La actividad física y el control de la diabetes tipo 2

¿Cuáles son las señales de aviso de un ataque al corazón?

Hipoglucemia y diabetes tipo 2 son dos conceptos inseparables con los que toda persona que convive con esta enfermedad crónica debería estar familiarizado.
Es un fenómeno mucho más frecuente de lo que muchos creen: se llama hipoglucemia nocturna a aquellas hipoglucemias que se producen mientras dormimos. Dependiendo de la fase del sueño en la cual se produzcan, la persona se despertará o no, por eso es recomendable hacer habitualmente controles glucémicos nocturnos.

Las señales de aviso de un ataque al corazón pueden ser muy diferentes entre las distintas personas que lo experimentan. Los más comunes son:

  • Dolor o presión en el pecho que dura más de unos minutos o que va y viene.
  • Dolor o malestar en uno o ambos brazos u hombros, o en la espalda, cuello o mandíbula.
  • Dificultad para respirar.
  • Sudoración o mareo.
  • Indigestión o náuseas (malestar estomacal).
  • Fatiga o cansancio extremo.

En caso de experimentar síntomas de un ataque al corazón, llame de inmediato al teléfono para urgencias médicas (107).

¿Cuáles son las señales de aviso de un derrame cerebral o accidente cerebrovascular (ACV)?

  • Debilidad o entumecimiento de la cara, brazo o pierna en un lado del cuerpo.
  • Confusión, dificultad para hablar o comprender lo que otros dicen.
  • Mareos, pérdida de equilibrio o dificultad para caminar.
  • Dificultad para ver en uno o ambos ojos.
  • Dolor de cabeza intenso
En caso de experimentar síntomas de un accidente cerebrovascular llame de inmediato al teléfono para urgencias médicas (107).

Esperamos que esta información los inspire a “Poner Play” al control de la diabetes tipo 2 y la prevención de enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular. 

#HoyPonéPlay a cuidar tu salud de manera integral.

Ante cualquier duda consulte a un profesional de la salud.

Este es un buen día para lograrlo: #HoyPonéPlay.

Ante cualquier duda consulte a un profesional de la salud.

Compartí este articulo

Share on facebook
Compartí en Facebook
Share on twitter
Compartí en Twitter
Share on linkedin
Compartí en Linkedin
Share on whatsapp
Compartí en WhatsApp
Share on telegram
Compartí por Telegram
Share on email
Compartí por Mail