Conocé cómo retrasar o prevenir la diabetes tipo 2

Tiempo de lectura: 3 minutos

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que requiere un tratamiento de por vida acompañado de hábitos saludables que reduzcan sus complicaciones. 

A lo largo de las entradas de este blog invitaremos a nuestros lectores a “Poner Play” para activar prácticas e incorporar hábitos que ayuden a prevenir la diabetes tipo 2 o retrasar su aparición y mejorar sustancialmente su calidad de vida en el caso de convivir con esta enfermedad.

Por lo tanto, “pongamos play” y empecemos por el principio.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que se desarrolla cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina, la hormona que controla la cantidad de glucosa en sangre o no lograr utilizar la insulina que produce de manera eficaz.  Esta imposibilidad que afecta la manera en la que el cuerpo procesa el azúcar en sangre (glucosa) se denomina resistencia a la insulina y se desarrolla gradualmente, a lo largo de meses o incluso años de la vida de una persona. 
Prevenir la diabetes tipo 2

Así, si bien el 80% de las personas con diabetes, tiene diabetes tipo 2, muchos pacientes no notan los síntomas hasta que estos se tornan muy evidentes por los altos niveles de azúcar en sangre.

¿Cuáles son los síntomas?

En líneas generales, los principales síntomas de esta enfermedad crónica son:

  • Micción excesiva, ya que el cuerpo expulsa el exceso de glucosa.
  • Sed extrema como resultado de la micción.
  • Cansancio y fatiga, porque la energía aportada por la glucosa no puede llegar a las células del cuerpo.
  • Candidiasis, picazón genital o infecciones, porque la glucosa en la orina proporciona un terreno de cultivo para hongos y bacterias.
  • Visión borrosa causada por altos niveles de azúcar en el líquido intraocular.

Pérdida de peso, porque el cuerpo usa grasa para obtener energía cuando las células no pueden absorber correctamente la glucosa.

¿Cómo prevenir la diabetes tipo 2 o retrasar su aparición?

Las causas de la diabetes tipo 2 están íntimamente relacionadas con factores como el sobrepeso y otras enfermedades crónicas como la obesidad, así como con la edad (a mayor edad aumentan los riesgos), los antecedentes familiares y la etnicidad, ya que los afroamericanos, los latinos y los estadounidenses de origen asiático –entre otras etnias- tienen mayores probabilidades de desarrollar esta enfermedad.

Por lo tanto, si bien existe un componente genético y etario que predispone al desarrollo de la enfermedad, las prácticas y hábitos que hacen a un estilo de vida saludable son claves para prevenir la diabetes tipo 2 o retrasar su aparición, incluso si hay antecedentes de personas con esta enfermedad crónica en su familia.

¿Cómo “Poner Play” a la prevención?

  • Hacer actividad física regular

Practicar ejercicio físico de forma habitual aporta múltiples beneficios al cuerpo y la salud: regula los niveles de colesterol, mejora la presión arterial, ayuda a controlar el peso y mejora la resistencia a la insulina, un factor clave para prevenir la diabetes tipo 2

Además, practicar actividad física tiene beneficios psicológicos como la disminución de los niveles de ansiedad y el aumento de la autoestima. Desde hace años, distintos estudios demuestran que aquellas personas que “Ponen Play” y realizan ejercicio físico de forma habitual desarrollan menos casos de diabetes tipo 2 que aquellas sedentarias, sobre todo entre quienes ya tienen predisposición genética.

  • Llevar una alimentación equilibrada

El exceso de peso aumenta el riesgo de desarrollar esta enfermedad crónica. Por tanto, la alimentación, junto a la actividad física, es una de las herramientas imprescindibles para prevenir la diabetes tipo 2 o retrasar su aparición. 

Para llevar una alimentación saludable y reducir los riesgos es importante disminuir la cantidad de calorías que se consumen a diario a través de porciones más moderadas de alimentos con menor contenido graso y de azúcar. Una dieta equilibrada debe estar basada en granos integrales, frutas, verduras, carnes magras y grasas saludables en porciones pequeñas. 

  • Disminuir el consumo de azúcares

El azúcar o los alimentos ricos en azúcares suelen ser alimentos de bajo interés nutricional, con poca cantidad de nutrientes beneficiosos y alta cantidad de nutrientes poco deseables como grasas saturadas, colesterol y sal. Por lo tanto, para prevenir la diabetes tipo 2 es importante limitar el consumo de azúcares. 

Siguiendo estos tips y “poniendo play” a un estilo de vida más saludable se podría prevenir la diabetes tipo 2 o retrasar su aparición, además de mejorar sustancialmente nuestra calidad de vida. Esperamos incentivarlos a modificar ciertos hábitos y prácticas cotidianas para llevar una alimentación consciente, cuidar el cuerpo y mejorar la salud.

Este es un buen día para lograrlo: #HoyPonéPlay.

Ante cualquier duda consulte a un profesional de la salud.

Compartí este articulo

Share on facebook
Compartí en Facebook
Share on twitter
Compartí en Twitter
Share on linkedin
Compartí en Linkedin
Share on whatsapp
Compartí en WhatsApp
Share on telegram
Compartí por Telegram
Share on email
Compartí por Mail